Manometría y PH metría esofágica

Abril 12, 2016
¿Qué es? ¿Por qué se hace? Procedimiento Qué se siente Riesgos Importante Preparación Documentos requeridos
 

Qué es la Manometría y PH metría esofágica.

La manometría es una prueba diagnóstica ampliamente utilizada en el campo de la Gastroenterología que consiste en el estudio de los movimientos del esófago y del esfínter esofágico inferior mediante el empleo de una sonda con receptores sensibles al movimiento y un ordenador en el que se registran los resultados obtenidos.

La pH metría esofágica es una prueba diagnóstica ampliamente utilizada en el campo de la Gastroenterología que consiste en el registro de los niveles de acidez del esófago mediante el empleo de una sonda con sensores sensibles al ácido y un ordenador en el que se registran los resultados obtenidos.

¿Por qué se realiza la prueba?

La manometría y la pH metría son dos técnicas ampliamente conocidas y utilizadas en el campo de la Gastroenterología.

La manometría permite detectar alteraciones en el movimiento normal del esófago así como de la correcta apertura y cierre del esfínter esofágico necesarios para el correcto pasó de los alimentos desde la boca hasta el estómago. Útil para valorar el estado del esfínter esofágico inferior y su correcto cierre en personas que presentan sensación de acidez, de ardor o dolor retro esternal o neumonías de repetición. Permite además comprobar la eficacia de determinados tratamientos quirúrgicos o no quirúrgicos que afecten a la motilidad del esófago.

La pH metría permite detectar la presencia de un exceso de ácido en el esófago procedente del estómago en pacientes que presentan sensación de acidez o de ardor o dolor retro esternal. Permite además comprobar la eficacia de determinados tratamientos quirúrgicos o no quirúrgicos encaminados a tratar el exceso de ácido.

Ambas son pruebas básicas para el diagnóstico y seguimiento de pacientes con reflujo gastroesofágico (paso involuntario de parte de contenido del estómago al esófago.)

IMPORTANTE!
Recuerde que el médico es la persona con el conocimiento, capacidad y herramientas para detectar y diagnosticar la intolerancia a la lactosa.

¿Como se realiza el estudio?

El estudio requiere de la colocación de una sonda desde la nariz al interior del esófago (en la pH metría) y del interior del estómago (en la manometría). Durante el estudio el paciente permanece sentado sobre un sillón de forma cómoda, con la cabeza dirigida hacia delante y la barbilla ligeramente inclinada hacia abajo. Al paciente se le pide que respire con normalidad por la boca mientras el explorador introduce lentamente la sonda (con forma de goma o cable) por una fosa nasal; posteriormente se le solicita que comience a respirar por la nariz hasta que la sonda queda colocada en el esófago o en el estómago. El estudio no suelen emplearse sedantes ni anestésicos ya que pueden modificar el resultado del estudio.

MENORES DE EDAD
Los pacientes menores de edad deben asistir con acudiente o acompañante para realizar el procedimiento.

Lo que se siente durante el examen.

La manometría no permite el uso de sedantes que pueden alterar el resultado del estudio.
Después de la exploración el paciente puede notar leves molestias en la garganta o un ligero sangrado que desaparece en poco tiempo.

Riesgos del estudio.

Informe a su médico.

El paciente debe consultar con su médico antes de la realización del estudio en caso de:

Preparación para el estudio.

Dcoumentos requeridos.

Debe traer lo siguientes documentos en caso de solicitar la prueba a su EPS: